Biblioteca Agroecológia FUNDESYRAM

Seleccione una seccion aqui

ID Tecnologia: 6520 Manejo Pecuario
http://images.engormix.com/s_articles/4194_37,916.jpg

Descripción de la tecnología: Enfermedades de origen hereditario en porcinos.

Sobre crecimiento dental o malformación de acortamiento de la mandíbula superior y/o inferior: Es un problema hereditario que se da por el crecimiento excesivo de los dientes, ya sean los incisivos superiores o inferiores, lo cual acaba desplazando la mandíbula o el maxilar hacia atrás por problemas de espacio.

 

Esto provoca que nuestro conejo no pueda alimentarse bien y en casos graves pueda llegar a morir por inanición si no lo llevamos con regularidad al veterinario para que se le recorten o limen los dientes a la par que deberemos facilitarle la alimentación cuando veamos que le cuesta comer por sí mismo. Infórmate mejor de cómo actuar si se da un crecimiento anormal en los dientes de tu conejo.

Otros problemas de salud comunes en los conejos:
Estrés: El estrés en los conejos puede producirse por varios problemas en su entorno. Por ejemplo por el hecho de sentirse muy solos o por la falta de cariño, pasando por los cambios en su entorno y los cambios de hogar y compañeros con los que conviva. También, por supuesto, producirá estrés en nuestro amigo orejudo el hecho de no tener suficiente espacio para vivir, una mala alimentación y realizar poco ejercicio.

Resfriados: Los conejos también se resfrían al estar expuestos a corrientes de aire y a humedad en exceso. Se dan más frecuentemente cuando nuestro conejo está estresado o bajo de defensas. Los síntomas son estornudos, secreción nasal abundante, ojos hinchados y llorosos, etc.
Inflamaciones y heridas supuradas de la piel: Es fácil que viviendo en jaula, aunque sea algunas horas del día, alguna vez veamos que nuestro conejo tiene alguna zona inflamada o incluso alguna herida.

Debemos estar atentos y revisar cada día el cuerpo de nuestro amigo peludo de patas largas, pues estas inflamaciones y heridas se suelen infectar con mucha rapidez y pasan a supurar pus debilitando mucho la salud de nuestro conejo, pudiendo llegar a morir de una infección.
Invaginación de los párpados: Se trata de un problema en el que los párpados se doblan hacia adentro, lo que además de ser una gran molestia para nuestra mascota, acaba produciendo irritaciones y supuraciones en los lagrimales e incluso si se llega a infectar llegará a producir ceguera.

Caída del pelo e ingestión de éste: La caída del pelo en conejos suele darse por estrés y por falta de algunos nutrientes y vitaminas en su dieta diaria. Por estos mismos motivos, muchas veces se comen el pelo que se les cae. Por lo tanto, si detectamos que esto le sucede a nuestro amigo deberemos ir al veterinario para revisar qué puede estar mal en su dieta o qué puede estar estresándolo y así poder rectificar el problema.

Orina rojiza: Se trata de un déficit en la alimentación del conejo que provoca este color en la orina. Debemos revisar su dieta y reequilibrarla, pues es probable que le estemos dando exceso de verduras verdes o que le falte alguna vitamina, legumbre o fibra. No debemos confundirnos con la orina con sangre ya que este si será un problema más grave que requiere actuación inmediata por parte del veterinario.

Cáncer: El cáncer que padecen con más frecuencia los conejos es el de los genitales, ya se trate de machos o hembras. Por ejemplo, en el caso de las conejas, las que no están esterilizadas tienen un 85% de probabilidades de padecer cáncer de útero y de ovarios al cumplir los 3 años. En cambio a los 5 años este riesgo aumenta hasta un 96%. Los conejos y conejas esterilizados, además de vivir en condiciones adecuadas y saludables, pueden llegar a vivir con nosotros entre 7 y 10 años sin problemas.

Obesidad: En los conejos domésticos es cada vez más frecuente la obesidad o el sobrepeso debido al tipo y la cantidad de comida que reciben y al poco ejercicio que realizan diariamente. Infórmate mejor sobre este problema de salud de tu mascota en este artículo de Experto Animal sobre conejos con obesidad, cómo detectarla y la dieta adecuada a seguir para rectificar el problema.

Golpe de calor: Los conejos están más acostumbrados al frío que al calor, pues provienen de zonas con temperaturas más bajas que altas a lo largo del año. Es por esto que algunas razas de conejos aguantan bien temperaturas de hasta -10ºC si tienen algún cobijo, pero para ellos las temperaturas que rondan o superan los 30ºC son demasiado altas y si son expuestos a ellas sin agua y sin lugar de refugio más fresco para poder regularse la temperatura, sufrirán un golpe de calor con gran facilidad llegando a morir en poco rato por un paro cardíaco. Es posible que mueran de deshidratación, pero probablemente les alcance antes el paro cardíaco.

Los síntomas más fáciles de ver son el jadeo continuo y que el conejo estira sus cuatro patas dejando la barriga en contacto con el suelo buscando un poco de fresco. Lo que debemos hacer al detectar este comportamiento es conseguir bajarle la temperatura a nuestro conejo llevándolo a una zona más fresca y ventilada y le aplicaremos un poco de agua fresca en la cabeza y en las axilas, mientras intentamos refrescar la zona de la casa en la que se encuentra el conejo para cuando lo devolvamos a su jaula o zona de la casa dónde vive de normal.


Detalles de Tecnologia
Autor Experto animal
Institución que publica: Experto animal
Título del Documento: Enfermedades de origen hereditario en porcinos.
Link Ver documento Original
Institución o Persona que elaboró la síntesis: Experto animal
Páginas
Idioma Español
Email:
Teléfono
Localidad