Biblioteca Agroecológia FUNDESYRAM

Seleccione una seccion aqui

ID Tecnologia: 4582 Sistemas Agroforestales

El manejo tiene como objetivo recuperar, aumentar o mantener el nivel de productividad del sistema a mediano y largo plazo. Las técnicas empleadas para el manejo están orientadas a proteger el suelo de la erosión, mantener el ciclo de nutrientes, asegurar el suministro de agua y otros factores. El manejo además depende de los beneficios a obtenerse que incluye la selección de las especies a utilizarse, el establecimiento y cuidado del cultivo agrícola y de las especies arbóreas; uso de los suelos; control de plagas, enfermedades y fertilizaciones. En determinados casos y de acuerdo al crecimiento de ciertas especies se practican labores de podas y entresacas para facilitar un mejor desarrollo del sistema.

Selección de Especies:
La selección de las especies se fundamenta principalmente en los siguientes aspectos:
a) Establecer preferentemente especies arbóreas nativas, es decir que se desarrollen en la zona y conocidas por los beneficiarios.

b) Las especies deben ser compatibles con los cultivos agrícolas
c) Establecer especies preferentemente leguminosas con el propósito de incorporar nitrógeno al suelo.
d) Preferentemente de rápido crecimiento y alta capacidad de rebrote.7
e) Lograr el uso racional de todos los elementos que conforman el sistema establecido.
Control de Malezas.

Dentro de los sistemas de cultivos asociados crecen frecuentemente malezas las que periódicamente deben ser eliminadas mediante labores como chapias, socolas o limpiezas en general. Con el objeto de evitar la competencia por luz y nutrientes, esta labor cultural y dependiendo del crecimiento de los árboles es conveniente hasta los dos o tres años de edad. Otra práctica a efectuarse es el coronamiento, que consiste en eliminar malezas alrededor de la base de los árboles en un radio de aproximadamente un metro, la manera más adecuada es en forma mecánica, ya que el uso muy frecuente de herbicidas ocasiona daños al suelo, principalmente lo vuelve más compacto y dificulta la asimilación de nutrientes. En determinados casos cuando se utiliza maquinaria pesada en labores agrícolas y en condiciones de abundante vegetación, esta práctica acelera la destrucción de la estructura y composición de los suelos, disminuye la infiltración del agua y compactación del suelo; además afecta el crecimiento normal de las raíces y la capacidad de absorber nutrientes.

Alternativas Para el Control de Plagas y Enfermedades.
El ataque de plagas y enfermedades a las plantaciones ocasionan cuantiosas pérdidas, en ciertos casos cuando se producen daños muy severos e irreversibles los cultivos terminan muriéndose. Una plantación libre de malezas disminuye considerablemente el ataque de plagas y enfermedades, ya que las malezas son hospederos o sirven como alimento de muchas plagas. Los árboles establecidos en contorno a los cultivos actúan como barreras que impiden el fácil desplazamiento de muchos insectos; de la misma manera la diversificación de cultivos. En un sistema disminuye la incidencia de 8 plagas y aún más si se establecen árboles como Azadirachta indica, PiscidiacarthagenensisJacq., entre otras ya que actúan como repelentes naturales.

Los monocultivos presentan mayores riesgos por daños ocasionados por insectos plagas o enfermedades causadas por hongos, estos acabarían rápidamente con el cultivo, en cambio en un sistema diversificado los daños disminuyen considerablemente. El establecimiento de plantaciones en sistemas agroforestales en superficies planas o en terrenos cóncavos, tienden a inundarse en época de invierno, favoreciendo de esta manera la proliferación de microorganismos fungosos para luego atacar el sistema radicular de las plantas, consecuentemente para evitar estos problemas fitosanitarios se debe evacuar el agua mediante la construcción de canales de desviación.

Suelos.
El manejo de suelos en un sistema agroforestal persigue alternativas a disminuir los riesgos de erosión y consecuentemente a mejorar la fertilidad de los mismos mediante la implementación de algunas prácticas culturales como:
• Conservar la cubierta vegetal u hojarasca durante el mayor tiempo del año con el objeto de brindar protección a la superficie de los suelos, disminuyendo de esta manera el impacto directo del brillo solar y las gotas de lluvia.
• La conservación del contenido de materia orgánica contribuye a una mejor retención de nutrientes y en consecuencia eleva la fertilidad del recurso suelo.

• Minimizar labores o actividades que produzcan la remoción de materia orgánica y nutriente en las cosechas, en este caso se tratará de dejar la mayor cantidad de residuos o desechos vegetales sobre el terreno.
• Disminuir en lo posible las quemas frecuentes de desechos para evitar la pérdida o muerte de microorganismos benéficos que viven en el suelo, ya que éstos cumplen 9 con la función de descomponer la materia orgánica y, de la volatilización (pérdida de elementos como el carbono, nitrógeno y azufre que se encuentran en la biomasa. (2).

Fertilización.
El desarrollo de las especies dependen principalmente de la calidad del sitio y al manejo de los mismos, generalmente los terrenos inclinados a consecuencia de las lluvias pierden fácilmente la capa arable, bajo estas condiciones los cultivos tendrán un desarrollo mucho más lento. En suelos con baja fertilidad es conveniente proporcionarles algún tipo de abono a fin de suministrar elementos nutricionales y puedan ser absorbidos por los cultivos. Tradicionalmente se ha venido utilizando abonos químicos a base de N-P-K (nitrógeno, fósforo y potasio), macroelementos fundamentales para el desarrollo de los cultivos.

Este tipo de fertilización es conveniente para plantaciones puras, previo a exámenes de fertilidad de suelos. Las dosis tienen diferentes variaciones ya que están sujetos a la carencia de elementos en un determinado sitio. En suelos con baja fertilidad (pobres) se puede adicionar a la siembra un fertilizante completo (10-30-10), en dosis de 80 g/planta y luego una segunda fertilización a los seis meses de edad del cultivo de 120 g/planta. Por otro lado, existe la utilización de abonos orgánicos que no contaminan el ambiente y que están siendo revolucionados tecnológicamente en la actualidad, básicamente estos abonos son fermentados y que mediante el proceso de descomposición aeróbica y termofílica de residuos orgánicos se obtienen.

Se elaboran con desechos orgánicos de gallinaza, carbón, biomasa de leguminosas, harina de hueso, levadura, melaza, cal agrícola, agua y otros. A través del tiempo mejoran las características físicas del suelo facilitando una buena aireación, absorción de humedad y calor (energía). Su alto grado de porosidad beneficia la actividad 10macro y microbiológica de la tierra, al mismo tiempo funciona como tipo “esponja”, facilitando la capacidad de retener, filtrar y liberar gradualmente nutrientes útiles a los cultivos. Los abonos orgánicos son utilizados con mucha frecuencia en viveros, cultivos agrícolas, jardinería y en plantaciones en general.

Detalles de Tecnologia
Autor Andrea Valeria Benavides Fauta
Institución que publica: UNIVERSIDAD TÉCNICA DE COTOPAXI
Título del Documento: Evaluación de los sistemas agroforestales para la elaboración de un plan de manejo y aprovechamiento sustentable de los recursos
Link Ver documento Original
Institución o Persona que elaboró la síntesis: UNIVERSIDAD TÉCNICA DE COTOPAXI
Páginas 6-7-8-9
Idioma Español
Email:
Teléfono
Localidad Ecuador