Biblioteca Agroecológia FUNDESYRAM

Seleccione una seccion aqui

ID Tecnologia: 3557 Manejo Agroecológico de Café

H. vastatrix necesita condiciones particulares para parasitar las hojas de la planta de café. En especial, requiere de la salpicadura de la lluvia para iniciar su proceso de dispersión entre hojas y entre plantas, así como de la presencia de una capa de agua en el envés de las hojas para germinar, todo esto acompañado de temperaturas entre 16 y 18°C y en condiciones de baja intensidad luminosa (Kushalapa and Eskes, 1989).

Sobrevivencia
H. vastatrix es un parásito obligado y sobrevive únicamente en tejido vivo del hospedante, las urediniosporas pueden sobrevivir hasta por 6 semanas bajo condiciones ambientales secas. No se han reportado hospedantes alternos y no sobrevive en restos del cultivo (APS, 2011).

Dispersión
Se lleva a cabo mediante las urediniosporas, las cuales son producidas en grandes cantidades y corresponden al polvo amarillo o naranja que se observa en el envés de las hojas. Entre los factores abióticos que favorecen la dispersión del hongo se encuentran el viento y la lluvia mediante el salpique. La dispersión local de hoja a hoja o entre plantas, sobre todo en altas densidades de plantación, es favorecida por el salpique del agua de lluvia. A grandes distancias el viento juega el rol más importante al dispersar las urediniosporas entre regiones productoras de café (Rivillas et al., 2011; APS, 2011).

Adicionalmente, se ha reportado que algunos insectos como thrips, moscas y avispas, contribuyen en su dispersión, aunque en proporciones mínimas. La intervención humana podría estar involucrada en la dispersión a grandes distancias entre continentes y países (APS, 2011).

Multiplicación
Posterior a 30 días después de la etapa de infección y colonización del tejido de las hojas, el hongo está lo suficientemente maduro como para diferenciarse en estructuras llamadas soros, que son las encargadas de producir nuevas urediniosporas. Aproximadamente de 1.600 esporas por milímetro cuadrado (mm2) de hoja son producidas, durante un período de 4 a 5 meses, éstas serán dispersadas para iniciar el nuevo ciclo de infección. Para la zona cafetera de Colombia, el período de latencia puede fluctuar entre 34 y 37 días al sol y entre 31 y 35 días a la sombra (Rivillas et al., 2011). En investigaciones recientes realizadas por Cenicafé, en esos mismos lugares, se apreció el efecto de las variaciones climáticas de los últimos años sobre la roya, en particular sobre esos períodos de incubación y de latencia, los cuales transitoriamente sufren aumentos o disminuciones, comparados con los valores anteriores, dependiendo de las condiciones ambientales, como la temperatura en este caso (Rivillas et al., 2011).

Este fenómeno está siendo observado en varios países como Brasil, Guatemala y México, en este último el comportamiento de la roya del cafeto en la década de los 80´s mostró que el mayor incremento de incidencia de la enfermedad ocurrió en los meses de diciembre a marzo cuando las temperaturas fueron frescas. Sin embargo, los meses más lluviosos que fueron de junio a octubre mostraron una correlación negativa, lo cual indica un desfasamiento con los incrementos de la enfermedad, es decir, aparentemente la lluvia tiene un efecto de lavado sobre las esporas del hongo; que posteriormente al termino de las lluvias se incrementa exponencialmente la producción de inóculo y severidad de la enfermedad.

 

Los meses de lluvia coinciden con la época de desarrollo vegetativo de la planta y los picos de incremento de la enfermedad con la época de llenado de fruto y cosecha, mientras que en los meses de marzo a mayo, los cuales corresponde a meses con temperaturas elevadas y baja precipitación, son restrictivas para el desarrollo de la enfermedad (Méndez, 1982. Datos no publicados).

El comportamiento con los datos históricos reportados de roya en México muestran que el incremento ocurre durante el invierno (noviembre-febrero). Así también, la altura influye en los niveles de daño, ya que la mayor incidencia ocurre a altitud de menores a 800 msnm y a mas a 1000 msnm es menor.

En Guatemala, el comportamiento de la roya presenta una fase de desarrollo lento de mayo a septiembre, luego se incrementa de forma rápida a partir de septiembre a octubre, y la curva de la enfermedad alcanza su punto máximo entre diciembre y febrero del siguiente año (Figura 1) (Orozco-Miranda et. al, 2011), comportamiento similar a lo encontrado por Méndez (1982), bajo condiciones de México.


Figura 1. Asociación de incidencia de la roya del café con variables climáticas en Guatemala. Adoptado de Orozco-Miranda et al., 2011. Manejo Integrado de la Roya de Cafeto. El cafetal. Julio, 2011.

Detalles de Tecnologia
Autor SAGARPA
Institución que publica: SAGARPA
Título del Documento: FICHA TÉCNICA ROYA DEL CAFETO
Link Ver documento Original
Institución o Persona que elaboró la síntesis: SAGARPA
Páginas 13-14-15-16
Idioma Español
Email:
Teléfono
Localidad México