Biblioteca Agroecológia FUNDESYRAM

Seleccione una seccion aqui

ID Tecnologia: 3509 Sistemas Agroforestales

Un problema bastante común en las comunidades es la pérdida de cultivos, principalmente maíz debido a la caída de las plantas por la fuerza del viento, en los árboles frutales el viento excesivo ocasiona la pérdida de flores reduciendo considerablemente la producción.

Las cortinas rompevientos, es una práctica agroforestal que consiste en sembrar árboles con el propósito de proteger las parcelas donde se han diseminado cultivos anuales y proteger los árboles frutales de los efectos directos de los vientos fuertes.

La técnica es sembrar hileras de árboles en contra de la dirección del viento con el propósito de formar una barrera que sea lo suficientemente alta para frenar la velocidad del viento, así la barrera disminuirá daños a los cultivos y árboles frutales y además reducirá problemas de erosión causados por el viento.

Además de servir de defensa a los cultivos y árboles, las cortinas rompevientos proporcionan beneficios como los siguientes:

  • Favorecen el control biológico de las plagas
  • Forraje para el ganado
  • Abono verde
  • Leña y madera
  • Frutas
  • Medicinas
  • Captura de Co2, etc.

Cómo establecer cortinas contra vientos en las comunidades
El establecimiento y la altura de las cortinas rompevientos dependerá del tamaño de la parcela, generalmente las parcelas oscilan de 2-3 manzanas, aunque hay algunas más pequeñas. Para parcelas menores de una manzana o menores las cortinas pueden ser de 3 a 6 metros, y para proteger una parcela grande las cortinas deberán de ser de 8 a 10 metros.

Para garantizar una buena protección contra el viento, las cortinas deben dejar pasar un tercio de viento o sea no deben quedar muy cerradas, esto hará que se proteja de 15 a 20 veces el tamaño de la cortina. Una cortina muy tupida dejaría pasar muy poco aire y solo protegería 10 veces su altura. Un muro por ejemplo no es buen rompe viento ya que produce remolinos y sólo produce dos veces su altura.

La cortina debe ser pareja de abajo hacia arriba para que presente una buena resistencia al viento, árboles de copa ancha no funcionan bien debido a que no tienen ramas en la parte baja y sería necesario rellenar la base con arbustos. La cortina debe tener forma triangular, asimismo que no quite mucho espacio a la parcela pero que la proteja de arriba hacia abajo.

Para la hilera central se utilizan árboles de crecimiento alto, en las comunidades el más indicado puede ser el cedro. Al lado de la línea central sembramos árboles de menor altura como leucaena o madrecacao. Las hileras de los lados deben sembrarse árboles bajos y apretados, si es posible que el follaje llegue al suelo.

Generalmente las cortinas se plantan con distancias de 1 a 3 metros entre cada árbol, es importante relacionar árboles con arbustos según su tamaño y buscar la forma de obtener beneficios como los siguientes:

  • Árboles altos maderables destinados al corte por entresaque.
  • Árboles medianos que se aprovecha la poda para leña, forraje y producción de varas para tutoriar otros cultivos.
  • Árboles frutales grandes y medianos, como elementos más perdurables de las cortinas. Los arbustos para el relleno de la base de las cortinas que se aprovechan para leña, forraje y abonos verdes como el gandul.

 

 

Detalles de Tecnologia
Autor Walter Gómez
Institución que publica: CESTA, Unión Europea
Título del Documento: Agroforestería y Cambio Climático
Link Ver documento Original
Institución o Persona que elaboró la síntesis: CESTA, Unión Europea
Páginas 12-13
Idioma Español
Email: cesta@cesta-foe.org.sv
Teléfono (503) 2213 1400 / 2213 1444 Fax: (503) 2220 6479
Localidad El Salvador