Biblioteca Agroecológia FUNDESYRAM

Seleccione una seccion aqui

ID Tecnologia: 3370 Sistemas Agroforestales

Concepto de Agroforestería
La Agroforestería implica una serie de técnicas que incluyen la combinación, simultánea o secuencial, de árboles y cultivos alimenticios, árboles y ganado (árboles en los pastizales o para forraje), o todos los tres elementos. La Agroforestería incluye un conjunto de prácticas que implican una combinación de prácticas agropecuarias que se realizan en el mismo lugar y al mismo tiempo (prácticas simultáneas), o aquellas desarrolladas en el mismo sitio pero en épocas diferentes (prácticas secuenciales). El “sitio” puede ser tan pequeño como un simple jardín o una parcela cultivada, o tan extenso como un área de pastizal.
Algunos identifican a la Agroforestería, como una práctica específica o como un conjunto de prácticas; por ejemplo, cultivos establecidos entre hileras de árboles para mejorar la fertilidad del suelo, o una variedad de especies establecidas en un huerto casero.
Sí la Agroforestería contribuye a solucionar las necesidades de la población rural, es importante considerarla, más que como un arreglo específico de plantas o una combinación particular de especies, como una alternativa para el uso de la tierra.
Así, según Somarriba (2001, Comunicación personal) Agroforestería es una forma de cultivo múltiple en la que se cumplen cinco condiciones fundamentales:
1) cultivo múltiple
2) con al menos dos especies
3) al menos una especie leñosa perenne
4) las especies interactúan biológicamente
5) al menos dos especies manejadas.

Historia de la Agroforestería
En todo el mundo, en un período o en otro de la historia, se ha practicado el cultivo de especies arbóreas y cultivos agrícolas en una combinación estrecha. Fue una costumbre general en Europa, al menos durante la Edad Media, eliminar los árboles de los bosques, cortándolos y quemándolos, para establecer cultivos alimenticios durante varios períodos en las áreas clareadas, y plantaban especies arbóreas antes, durante o después de haber sembrado los cultivos agrícolas.

Este “sistema de finca”, por supuesto, no es muy común en toda Europa. Pero fue ampliamente difundido en Finlandia durante el siglo pasado, y se comenzó a practicar en algunas áreas de Alemania a finales de los años 20.

En América Tropical, muchas sociedades tienen condiciones forestales simuladas en sus fincas para obtener los efectos benéficos de la estructura del bosque. Por ejemplo, los agricultores en América Central reproducen la estructura y la diversidad de especies en los bosques tropicales mediante el establecimiento de una gran variedad de cultivos con diferentes hábitos de crecimiento. En parcelas de no más de un décimo de hectárea, en promedio, se establecen de diferentes maneras, dos docenas de especies de plantas en cada una, correspondiendo a la configuración estratificada de los bosques tropicales: cocotero o papaya establecidos junto con un estrato más bajo de bananos o cítricos, más un estrato arbustivo de café o cacao, cultivo anuales altos o bajos, tales como maíz, y finalmente una extensión de tierra cubierta de plantas tales como el ayote.

En Asia, en las Filipinas, practicaban un sofisticado tipo de agricultura migratoria. En las áreas forestales taladas para uso agrícola, ellos dejaban, deliberadamente, ciertos árboles, los cuales, al final de la estación de crecimiento del arroz, podían “proporcionar un dosel parcial de follaje nuevo” para prevenir una exposición al sol excesiva, al mismo tiempo para conservar la humedad, la cual es más importante que la luz del sol para la maduración del grano. Además los árboles fueron una parte indispensable de los sistemas de fincas y fueron plantados o conservados en los bosques originales para proporcionar alimentos, medicina, madera para construcción y cosméticos, además de sus servicios protectivos.

La situación fue un poco diferente en África. En el sur de Nigeria, la batata, el maíz y frijoles, tradicionalmente crecían bajo una cobertura de árboles dispersos (Forde, 1937). En Zambia, además de los cultivos básicos, habían numerosos cultivos secundarios que crecían asociados con especies arbóreas (Anon, 1938). También en otros lugares de Nigeria se practicaba un sistema de cultivo intensivo en donde se mezclaban plantas herbáceas, arbustos y árboles, esto permitía un aprovechamiento máximo del espacio de tierra. También esta práctica era útil para combatir la erosión y mantener la fertilidad del suelo.

Lo más importante es que este sistema, actualmente conocido como Agroforestería, persigue la producción de alimentos. Los árboles son un componente integral de los sistemas de finca. Ellos son establecidos en las áreas de cultivo como un soporte para la agricultura. El objetivo final de estos sistemas no es la producción forestal, sino la producción de alimentos.

Sin embargo a finales del siglo diecinueve, el establecimiento de plantaciones forestales ha sido la práctica principal mientras que la Agroforestería ha sido utilizada como un sistema de manejo del suelo.

Actualmente, la Agroforestería está siendo utilizada como un sistema de uso de la tierra, particularmente para pequeños agricultores. Hoy día el potencial de la Agroforestería para la conservación de los suelos es generalmente aceptado.

Historia de la Agroforestería en América Central
En América Central no se han llevado a cabo investigaciones sistemáticas en Agroforestería. Sin embargo, varias técnicas de mezclas de árboles con cultivos alimenticios fueron bien conocidas por los indios precolombinos, particularmente la práctica de agricultura migratoria, los huertos caseros, la mezcla de árboles y cultivos a lo largo de zanjas. Combinaciones tales como pinos fuertemente podados asociados con cultivos alimenticios, y árboles de sombra en campos de cacao (Theobroma cacao), también han sido reportadas. Pero muchas de estas combinaciones todavía no están bien documentadas.

Los primeros documentos sobre Agroforestería en América Central posiblemente fueron los de Cook (1901) quien reconoció varios efectos benéficos de los árboles de sombra, particularmente leguminosos, en plantaciones de cafeto (por ejemplo, las propiedades de fijación de nitrógeno atmosférico y el aporte de materia orgánica). Holdridge (1951) describió una década de la práctica antigua de Alnus acuminata (Jaúl) en pastizales en las tierras altas de Costa Rica. Este tipo de sistemas de uso de la tierra, fue también descrito por Budowski (1957), quien reportó el éxito de Cupressus lusitanica (Ciprés) como rompeviento, en las tierras altas de regiones lecheras, también Cordia alliodora (Laurel) en pastizales en tierras bajas húmedas, ambos en Costa Rica.

Otros autores que realizaron estudios en sistemas agroforestales fueron Pérez (1954), manejo del laurel en pastos y Budowski (1959), inclusión de Cordia alliodora (Laurel) como especie de sombra para café.

Para el sistema Taungya, Budowski (1956) preparó una revisión de literatura para América Tropical, la cual incluye trabajos preliminares en las Honduras Británicas, hoy Belice. González de Moya (1955) y Aguirre (1963) reportaron resultados promisorios en el manejo de bosques secundarios derivados de una plantación de café abandonada. Las cercas vivas en Costa Rica fueron, probablemente, inicialmente descritas por Lozano (1962), un estudiante del CATIE, y las ideas formales de investigación en este tema fueron sugeridas más tarde por Budowski y Sauer (1979).

En América Central, como en otras partes del mundo, la Agroforestería es una práctica muy antigua, pero en la literatura es conocida con ese nombre desde mediado de los años setenta.

El equivalente en español del término “agro-silvo-pastoral systems” aparece primero en 1976 en el CATIE como parte de uno de los tres programas dentro del Departamento de Recursos Naturales Renovables. A inicios de 1977, el Centro Internacional de Desarrollo e Investigación (IDRC) y el CATIE, y otras programas consideraron la creación del ICRAFT; además sugirieron una serie de líneas de investigación, tales como asociaciones de árboles con cultivos alimenticios, taungya, postes para cercas vivas, árboles de sombra en café y cacao, árboles maderables fijadores de nitrógeno en pasturas, uso de árboles para forraje de ganado vacuno, así como fajas de árboles alternando con cultivos o con pasturas.

Detalles de Tecnologia
Autor Dra. Marcia Mendieta López, Ing. M. Sc. Lester Raúl Rocha Molina
Institución que publica: Universidad Nacional Agraria
Título del Documento:
Link Ver documento Original
Institución o Persona que elaboró la síntesis: Universidad Nacional Agraria
Páginas 4-5-6-7
Idioma Español
Email:
Teléfono
Localidad Nicaragua